ULTIMOS COMENTARIOS EN EL BLOG

martes, 20 de julio de 2010

¿Hacia un clero gay? Libro Bomba de sacerdote caleño

. martes, 20 de julio de 2010

Martes 20 de Julio del 2010 Cali, Colombia.

CON ESTE TÍTULO, EL SACERDOTE caleño Germán Robledo Ángel ha publicado un libro-bomba cuyas primeras ediciones se han agotado rápidamente.
 
PRIMERA PARTE
http://www.youtube.com/watch?v=-KnYir_QQWM



SEGUNDA PARTE
http://www.youtube.com/watch?v=XQuFZlzxaeg



Y no es para menos porque lejos de ser un libelo infame y calumniador es una denuncia fundamentada y respaldada por fechas, lugares y nombres propios, amén del acervo jurídico y bíblico que este cura rebelde cita habida cuenta de sus extensos conocimientos de derecho canónico y teología, disciplinas que ha estudiado en Colombia y en el exterior.

Los casos francamente aberrantes que narra Robledo han acaecido en Cali, cuyo Arzobispo pocas bolas le paró pese a sus insistentes denuncias cuyos oídos sordos le llevaron a publicar esta obra.

Lo curioso es que ningún prelado y menos la Arquidiócesis se han atrevido a refutarlo o desmentirlo. Por el contrario, un silencio harto sospechoso acompañado de una prohibición a tocarse el tema ha desconcertado a quienes se preguntan por qué los implicados y/o sindicados no han dicho nada y más aún, por qué la Iglesia no se ha manifestado.

A lo revelado por el libro Hacia un clero gay, se suma ahora un nuevo episodio de pederastia en cabeza del padre Mazo, hoy detenido y tras las rejas bajo la sindicación de abusar sexualmente de dos menores, hermanos entre sí.

Lo más sorprendente del asunto es que el cardenal Rubiano Sáenz —quien fuera arzobispo de Cali— felicitó a Robledo por su valor y su carácter, lo que no hizo ninguno de los integrantes del alto clero de la ciudad en donde se han cometido tan execrables delitos.

Hay sin duda pues una olla podrida y un tapen-tapen que se impone cuando algún cura pregunta más de la cuenta.

Nos tienen bajo un régimen de terror: el que pretenda ahondar en el tema lo colocan en una lista negra, reveló a Sirirí un importante párroco de Cali.

Y mientras todo esto sucede, en los pasillos del Palacio Arzobispal de Cali reina un ambiente de incertidumbre, máxime cuando se aproxima el retiro o renuncia de monseñor Sarasti, quien se encoleriza cuando se habla del asunto.

  Mario Fernando Prado


FUENTE:
http://www.elespectador.com/columna-212490-un-clero-gay


ESTO QUE HAS VISTO,  DIFÚNDELO...

0 comentarios :

Publicar un comentario


VISITAS EN LINEA

LO MAS VISITADO DE LA SEMANA PASADA